sábado, abril 13

Unai Gómez da la victoria al Athletic en el último momento | Fútbol | Deportado

En el último partido del partido, con el cronómetro saltando ya en el minuto 94, el Athletic se impuso con un gol marcado por los locales, por la furia y el pundonor. Pedia Sandro una falta que el colegiado no concedió, respondió al contragolpe de Unai Gómez, pasó la pelota a Iñaki Williams, agotadisimo, pero hoy con un último disparo de claridad al centro del área. Entonces, Vallés, que había sido el héroe durante 93 minutos, alcanzó el punto de penalti y Unai se lanzó a bordo, con toda la fe del mundo, para remar hasta Las Palmas, que sufrió un cruel castigo cuando parecía tenerlo todo bajo control. control. El Athletic sigue ahí, ya con 35 puntos, empezando a creer.

1

Unai Simón, Daniel Vivian, Aitor Paredes, Yuri, Lekue, O. Sancet (Unai Gómez, min. 66), Benat Prados (Mikel Jauregizar, min. 85), Ander Herrera (Vesga, min. 56), Nico Williams (Raúl García, min. 85), Williams y Guruzeta (Berenguer, min. 56)

0

las Palmas

Álvaro Vallés, Mika Mármol, Saúl Coco, Sergi Cardona, Julián Araujo, Marvin Olawale Akinlabi Park (O. Mfulu, min. 77), Javi Muñoz, Enzo Loiodice, Máximo Perrone, Munir (Álex Suárez, min. 90) y Sory Kaba (Sandro, minuto 59)

goles 1-0 minuto 94: Unai Gómez.

Árbitro Juan Martínez Munuera

Tarjetas amarillas Julián Araujo (min. 38), Máximo Perrone (min. 67) y Enzo Loiodice (min. 96)

El liderato de la primera parte en San Mamés fue idéntico al del sábado en el Atlético de Madrid; Un Athletic derrotado en ratos, oportunidades suficientes para marcar, y también un penalti por el favor que Guruzeta ha apretado en el cuerpo de Vallés. Sólo hubo una variación significativa, porque la Unión Deportiva tomó la suya, movió la pelota con criterio y usted a la roja pasión en vilo cuando Martínez Munuera estuvo cuatro minutos estudiando una acción en la que señaló penalti a Paredes sobre Marvin para decidir después de observar el Imágenes del VAR, la última pista del audio.

Otras veces el marcador de la vela en el descenso, pesaba en las ocasiones de Iñaki, en el paso de la muerte de Yuri que Guruzeta se quedaba fuera, o en el centro horizontal de Nico en el que liaron traían y defendían islas y estaban a un paso. para armar una gorda.

Incluso Sancet tuvo la suaya en un pase atrás de Iñaki Williams; o Yuri, que se mantuvo alejado de los alrededores. Está claro, el penalti fallado por Guruzeta, que había recibido un flagrante agarrón de Araujo.

Pero Las Palmas no se detuvo, se desarrolló con brío, y se produjo en los centrales rojos cuando Marvin Park los golpeó, tuvo miedo cuando corrió hacia su equipo con el balón en los zapatos. Pero los amarillos perdieron el hilo en la fila.

El segundo piso fue de la misma corte, aunque las islas dieron un paso más ante la invasión bilbaína por tierra, mar y aire. Menos se arrepintió, disfrutando de una ocasión en la que derrotó a Unai Simón, y entregó la pelota a los de Valverde, que movieron el banquillo para dar frescor al centro del campo. Unai Gómez subió, desertó y puso en marcha su equipo. El bermeano salió del campo con hambre. Robó repartió un suplemento vitamínico al Athletic.

Pero me pareció que todo acertaba cuando le hizo el dios de los tres puntos al Athletic, en el resto de la tabla que simboliza lo que es el equipo rojiblanco esta vez. Las Palmas, con una adecuada implementación, consiguió recompensa.

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.