domingo, abril 14

¿Se celebrará el Super Bowl en Las Vegas? | Deportado

La idea surgió más de una vez durante la semana de la gran final de la NFL. El Super Bowl debería celebrarse todos los años en Las Vegas. La capital mundial del juego acogió por primera vez el partido más importante de la temporada de fútbol estadounidense. El acontecimiento del domingo ya ha borrado dos récords importantes: la falta de cifras definitivas. Es el programa más visto en la historia de la televisión en Estados Unidos y ha provocado el mayor cruce de apuestas desde que se legalizó. “Puedo decidir con confianza que esperamos volver”, dijo el comisionado de la liga, Roger Goodell, durante la ceremonia donde Nueva Orleans recibió el testigo rumbo en 2025.

“Creo que tenemos un Super Bowl muy exitoso. El estado de Luisiana y Nueva Orleans tienen una vara muy ora alta. Si estuvieras un poco nervioso”, explicó el gobernador de Nevada, Joe Lombardo. En una rueda de prensa durante una semana de actividad en Las Vegas, funcionarios de la ciudad le dijeron a Goodell, medio serio y mediocre, que debería olvidarse de la rotación que ha criado el gran juego de la NFL en todo el país desde la tercera edición, en 1969. «Yo «Creo que entiendes el mensaje: aquí hay otro Super Bowl en Las Vegas», respondió el comité.

Las Vegas ha sido un destino turístico atractivo durante años. Cuenta con 150.000 habitaciones de hotel y un amplio catálogo de entretenimiento. Sin embargo, nunca antes había sido considerada una capital deportiva. Esto ha cambiado en los últimos años. En 2017 recibió su primer equipo de hockey, los Golden Knights, que se convirtieron entre los campeones en 2023. En noviembre confirmó el cambio del equipo de los mejores Atléticos de Oakland de la ciudad, que jugará en un estadio temporal hasta su permanente. hogar. Esta es la lista en 2028. Muchos consideran inevitable el viaje a la NBA. La WNBA, la liga femenina de baloncesto, ya tiene su equipo allí desde 2018. Ha sido campeona de forma consecutiva las dos últimas temporadas.

Los Atléticos no son el primer equipo que Las Vegas mete en Oakland. Los Raiders de la NFL lo ganan todo en 2020. El aterrizaje de los Raiders en Las Vegas abrió la puerta para que el mundo viera a Patrick Mahomes ganar su tercer campeonato. Una regla no escrita de la NFL impide que una ciudad sin equipo llegue orgánicamente al Super Bowl, un evento que deja cientos de millones de dólares fluyendo hacia millas de comercio e industria. La Cámara de Comercio calculó que el partido de la IBA habría costado 215 millones de dólares en ingresos.

La NFL parece haber reducido el número de ciudades que rodean su juego de campeonato en los últimos años. El clima juega a favor del Oeste, que ha tenido más finales en los últimos años. Los Ángeles jugará en 2027 su segundo Super Bowl en cinco años. En 2026, el que se escapó de Domingo en su sexto campeonato al frente de los Chiefs también estará en California, en la casa de los 49ers. El Levi’s Stadium de Santa Clara será el anfitrión, por lo que otras sedes dejaron aprovechar la oportunidad para centrarse en el Mundial de este año.

En la historia del juego, 29 de 57 partidos se han jugado solo en tres áreas metropolitanas, las de Miami, Los Ángeles y Nueva Orleans. Este último recibirá el número del Super Bowl una vez el próximo año. Será el sexo que se juegue en el Superdomo donde jugarán los Santos. Todo indica que Las Vegas se sumará a la rotación de estas ciudades.

Los fanáticos de la NFL juegan en una de las máquinas del casino Mandalay Bay.ÉTIENNE LAURENT (EFE)

Registro de apuestas

La industria de los casinos de Nevada arrasó con el juego con una ganancia de seis millones de dólares. La cifra aún no ha sido verificada, pero representa el 3,7% del total de las puntas de cruce, $185,6 millones. Es el alcalde del mundo del que se llevan registros, para informar a la junta que regula el juego en el estado. Ganó el récord previamente establecido en el Super Bowl de 2022 entre los Rams y los Bengals (179 millones de dólares). Este partido, sin embargo, concedió un mayor margen de beneficio, 11 millones (6,2%).

Las cifras de apuestas son mayores a nivel nacional. Las proyecciones estiman que IBAN se jugará 1.500 millones de dólares. Seis de cada cuatro acertaron a favor de Kansas City, que tenía probabilidades ligeramente más bajas. Esto resultó en una pérdida de terreno del 4% en casas emblemáticas de todo el país. Según la empresa Macquarie Securities, esto se traduce en una traducción de 64 millones de dólares.

«El juego ha demostrado estar muy interesado en un nuevo grupo demográfico: las mujeres», aseguró el analista Chad Beynon de Macquarie, refiriéndose a la poderosa influencia de Taylor Swift. «Consideramos que el Super Bowl 58 es muy positivo para los aficionados al deporte», añadió.

Las pérdidas en los casinos fueron cuantiosas, ya que los jugadores de Kansas y San Francisco tuvieron una buena noche. Las estrellas de ambos equipos fueron puestas a prueba por unos números desesperados. Este Super Bowl tuvo los récords más atractivos fuera del tiempo que estuvo en el mismo. En un partido donde sólo cuatro centros aterrizaje, la marca más famosa que marcó la final de Las Vegas fue el número de tiros de campo convertidos por un patinador en solitario. Es Harrison Butker, de los Chiefs, con novedades.

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.