lunes, abril 15

Los Indiana Pacers y New Orleans Pelicans participan en las semifinales de la Copa NBA | Baloncesto | Deportado

Noche trabaja en la NBA. Con la emoción de las eliminatorias a partido único, los Indiana Pacers y los New Orleans Pelicans se clasifican para las semifinales de la Copa NBA, el nuevo torneo del fútbol profesional estadounidense. Su presencia entre las cuatro tripulaciones que tendrán el título esta semana en Las Vegas es toda una sorpresa. Ninguno de los dos clasificados para ellos. playoffs El pasado ya pasó, pero en los últimos cuartos perdieron el rumbo ante rivales teóricamente superiores. Él es quien sostiene la copa.

Los Pacers tenían una buena relación con los Boston Celtics, que eran los favoritos al título, pero también sufriste para pasar espacios y jugar con los visitantes de Indianápolis. Entre las alternativas al goleador, entró en los últimos cinco minutos con máxima igualdad. El lote se vació cuando Tyrese Haliburton anotó un triple en la segunda mitad del partido, que dejó a los Celtics con cuatro puntos. Fallaron en el siguiente ataque y los Pacers anotaron con otro triple y una canasta de dos. Mientras abría y cerraba los ojos, parcial de 9-0 y adiós a uno de los grandes favoritos al título de la primera Copa de la NBA.

Los Celtics pelearon, pero la distancia fue demasiada en tan poco tiempo y el goleador se fue por 122-112. Los de Boston resienten la actuación de Haliburton, que a sus 23 años logró el primer triple doble de su carrera: 26 puntos, 13 asistencias y 10 rebotes. Buddy Hield se protegió con 4 de 6 triples y 7 de 11 tiros de campo.

Los Celtics presionan fuerte en la primera mitad, con más agilidad en sus lanzamientos, un alcalde potente y una defensa muy concentrada. Se fueron al descanso con rango de 48-55. Sin embargo, sufrieron un penalti en el tercer cuarto, que se saldó con un marcador parcial de 37-23. Entraron en la fase decisiva cuando llegaron, pero igualaron goleador (94-94) a los seis minutos del final gracias a un triple de Jaylen Brown.

La fiesta empezó de nuevo. Este es el momento en el que los dos equipos se vigilan durante más de cuatro minutos en un intercambio de golpes, lástima que ninguno de los equipos se escape por más de dos puntos. Quedaba 1:33 y el marcador se igualaba a 105 cuando Haliburton jugaba el triple decisivo, que estaba sucediendo cuadruplicar por la culpa de Brown al jugador de Indiana. Dos ataques fallidos en Boston, otros eventos de Indiana y un fallo de 44 segundos, la anotadora de Lucía 114-105. El partido estaba decidido. Aunque se anotaron muchos puntos en la cara húmeda ante la desesperación de los Celtics a base de errores, pero el milagro que buscaba Boston no llegó.

Jayson Tatum, un jugador de enorme talento y extraordinaria potencia física, voló para caer en un momento decisivo. Suyo fue el intento del triple errado en el ataque tras la jugada de los cuatro de Haliburton. La estrella de los Celtics acabó con 32 puntos, 12 rebotes y 6 asistencias, pero con sólo 2 triples en 8 intentos y, sobre todo, con la sensación de no poder controlar el juego ni liderar su victoria. Brown anotó otros 30 puntos, pero el marcador se quedó en triples.

El alcalde de Indiana se centrará en la decisiva línea de tres puntos. Los Pacers acertaron 19 triples en 40 intentos (47,5%), mientras que los Celtics sólo acertaron 12 de 41 (29,3%). Ese es un porcentaje muy bajo para un equipo que presume de tener muchos de los tres mejores lanzadores de la liga. Los de Boston echaron de menos a su pívot Kristaps Porziņģis, lesionado y buen lanzador.

Los Pacers se enfrentarán en semifinales al imponerse en la eliminación entre Milwaukee Bucks y New York Knicks de estas estrellas, en la que el equipo de Giannis Antetokounmpo era el favorito.

Sacramento, eliminado

Esta misma luna también se jugó en la primera parte de los cuartos de final de la Conferencia Oeste, entre Sacramento Kings y New Orleans Pelicans. Los Pelicans demostraron la pasada temporada que son capaces de lo mejor y de lo peor. Vivieron una racha triunfal y fue una felicidad total que los dejó fuera de la postemporada. Este martes lanzó un remolque, pero pese a que los Reyes habían obtenido un récord de 32-17, logró un parcial de 18-4, favor que le permitió cerrar el primer plan a sólo un punto por bajo.

Luego, en el segundo se escaparon y durante el descenso los pelícanos ganaron 61-69. Con su potencia física, una buena rotación y un inspirado Brandon Ingram (30 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias), mantuvo la venta hasta la final (117-127). Cuando Ingram, Zion Williamson, CJ McCollum, Herbert Jones, Jonas Valančiūnas y Trey Murphy III se conocen, es muy difícil bloquearlos. Los Kings elogiaron a De’Aaron Fox (30 puntos) y Domantas Sabonis (26 puntos, 13 rebotes y 10 asistencias, un triple doble), pero no fue suficiente.

Este martes participarán en la ronda del partido entre Los Angeles Lakers y Phoenix Suns desde el otro lugar de la Conferencia Oeste.

Los partidos de semifinales se jugarán en la espectacular La Esfera de Las Vegas el próximo 7 de diciembre. Un encuentro con los dos veteranos de los cuartos del Este y el otro con los dos del Oeste. Una vez eliminados Denver Nuggets y Celtics, los favoritos son los Milwaukee Bucks. En los partidos para un jugador, sin embargo, puede pasar cualquier cosa, como ya le habéis demostrado a los Pacers.

La final también se jugará en Las Vegas el 9 de diciembre. Será el único partido de todos los que disputaron el torneo copero que no sirvió simultáneamente con el encuentro con la temporada regular de la NBA. La organización se aseguró de insertar sellos para llenar el calendario sin cargarlo, porque cada uno de los 30 equipos y un partido de 82 partes en menos de seis meses (entre el 24 de octubre y el 14 de abril), antes de comenzar las eliminatorias de título.

Los campeones inaugurarán el palmarés de un nuevo título de la NBA. El nuevo torneo ha aumentado desde entonces la atención sobre una competición que había despertado poco interés hasta la segunda parte, cuando se definían las posiciones con la vista puesta en él. playoffs por titulo. Este año, la emoción de haber revivido el partido decisivo de la fase de grupos y ahora los cruces de escenarios de que la Copa de la NBA tiene potencial. La audiencia televisiva ha crecido fuertemente, pero también seguro que ha tenido un importante esfuerzo promocional. La hora de la verdad llegará con esa especie de últimos cuatro de Las Vegas.

Además del título, los jugadores del equipo campeón recibirán cada uno un premio de 500.000 dólares. Los subcampeones recibirán 200.000 dólares por artículo, mientras que los dos equipos semifinalistas perdedores recibirán 100.000 dólares y los jugadores eliminados en cuartos de final 50.000 dólares.

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.