sábado, abril 13

La importancia de Pablo Barrios | Fútbol | Deportado

La historia juvenil corre ahora llena de furia por las mejillas de Pablo Barrios (Madrid, 19 años), el centrocampista que sigue a Diego Pablo Simeone. Si quiere ocupar el puesto de Koke, para el que ha sido alto por el técnico argentino con sesiones individuales, como entrenador interior, en su puesto natural, el técnico se ha abierto unos pasos antes de lo esperado entre los futbolistas de su cabeza. entrenador. Ahora mismo, nada parece más natural y sólido en el Atlético para enfrentarse a Kroos, Valverde, Camavinga o Modric que un centro del campo con Koke como pivote escoltado por De Paul a la derecha y Barrios a la izquierda.

“Lo veo en las tres posiciones del medio. Puede ser fácilmente un centrocentro por su ritmo dinámico, su visión de juego, su recuperación del balón, pero le falta mucho para crecer”, reflexiona Ayer Simeone. “Es hora de continuar la evolución. Necesitamos más de él. Queremos que hagas más porque necesitas darnos más. Evidentemente estoy muy contento con el jugador. Me gusta. De chico ya lo estábamos siguiendo para estar buscándonos. Acompáñalo, pero exígralo”, explicó el técnico rojo.

Pocas veces le ha invadido tanto la decepción a Simeone esta vez como al final del partido que el Atlético disputó en Rotterdam en la final del pasaje de noviembre ante el Feyenoord (1-3). Considerando que el triunfo fue decisivo para llevar al país a los octavos de la final de la Liga de Campeones, el Cholo fue apreciado durante el recorrido del campeonato por la rotura del menisco de la varilla rota que jugó Barrios. Vistos casos de dos meses que han parado en el concurso del jugador. Era el futbolista que la había emocionado, que había estado ahí con el equipo cuando a principios de curso Koke se perdió varios partidos por lesión. El técnico está obligado a acelerar la adaptación de los barrios en una ubicación tan delicada por la responsabilidad que supone. Su lesión también generó preocupación en el técnico argentino y en el club por producir las posibilidades del menisco a esas edades. Un ejemplo reciente es el de Ansu Fati, que no quiso volver a ser el mismo.

Barrios se perdió dos partidos, pero el 8 de noviembre, antes del final, fue incluido en la expedición que viajó a Arabia Saudita para disputar la Supercopa, aunque no participó. «Físicamente es fuerte y resistente y la recuperación se ha cuidado con mimo sumo», admitieron en el club. El chico reapareció en la serie de octavos de final de Copa ante el Real Madrid (4-2). Desde entonces, el Atlético siente sus partidos por la victoria.

Simeone quiso entrenar la personalidad de Barrios, su verticalidad, su decisión con el balón y la barra de presión y las variantes tácticas que le ofrecía. “Lo necesitamos como está ahora, desde el partido con el Granada estamos creciendo muy bien. Tenemos mucha confianza en ello, quizás puedas mantener la regularidad”; porque lleva ritmo, visión de juego, los elogió Simeone al final de la brillante victoria en el último partido del Liguero ante el Rayo Vallecano (2-1). Barrios fue el mejor jugador de un equipo que nunca se sintió cómodo. Para la rotación de Koke, Simeone se encontró como cinco y fue quien dio un giro al partido ante la superioridad que corrió el Rayo en los primeros 20 minutos. En la segunda mitad, cuando el duelo estaba librado y la batalla estaba enmascarada, al jugador le dieron la mano de Koke y se colocó en los Barrios como interior. Nuevamente fue el futbolista que más jugó. Con el 1-1 en el marcador, tiro al cinturón y toco para revelar un pase pasado a Memphis que marca un gol anulado por el partido. La acción se agitó en el Metropolitano, que en el primer tiempo los mostró en la línea cuando con regla y marcador se levantó ante la presión agobiana de tres jugadores rayistas en el centro del campo.

Las estadísticas revelan que Barrios es el jugador con mayor porcentaje de partidos completados (82%) de los cinco grandes partidos europeos.

La posibilidad de que Barrios se abstenga como interna izquierda supondría que Simeone cerrara el centro del campo. Tómate tu tiempo buscando una rueda que se acerque a ese sector. Hasta el momento han pasado sin mucho resultado Lemar, Saúl, Lino, Riquelme y De Paul. En el caso del argentino, jugar en el equipo requeriría que Simeone desmantelara la banda derecha, donde el jugador argentino ha establecido sociedad con Molina o Llorente y con Griezman, cuando necesita estar ahí. Incluyendo al galo atacante, en un par de partidos en casa donde el Cholo se colocó para acompañar a Morata con Correa, también estuvo alineado como jugador interior.

Aunque en múltiples conversaciones con el entrenador del jugador, también afirmó que se sentía más cómodo atrás; Por cuestiones de costumbres y perfil, lo más claro que se le debe otorgar definitivamente al título es en el asiento del capitán. En el partido del City ante el Rayo se mezcló bien con Lino y en el pase filtrado que le había facilitado en Memphis intentó jugar con pleno cambio. De este último también puede beneficiarse de su despreciable nada desperdiciado en la puerta.

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_