lunes, mayo 20

La Federación cierra como un cuenco | Fútbol | Deportado

Pedro Rocha se presentó en el gimnasio alegre y luminoso, con su mejor aspecto, barba alta y sonrisa irónica, y subió fingiendo que mantenía una conversación telefónica de alto interés… mientras la turba estaba denunciando la superchería. . Era el retrato perfecto de una situación ridícula en torno a un hombre ridículo.

Si hubiera hecho la lista frente al juego y a la oficina de impuestos (fui un pilar, con lo que había aprendido de la universidad de la calle) y si entré como testigo del ensayo de investigación. Un poco más tarde leí otro artículo: el expediente TAD.

No me extendí en lo que ya sabíamos: él fue vicepresidente económico de aquella Federación de Scuidadilla con las cuentas, designó a Rubiales como sucesor, se aseguró de convertir su condición transitoria en definitiva, fue contactando a colaboradores no motu proprio, hasta el Las circunstancias eran claras que eran insostenibles.

Los últimos que resonaron lo hicieron al entrar en la calidad de las investigaciones. Cuando el cayo en tan difícil estado no se abrió, decidí resistir.

Pero es una buena persona, me dice.

Tan buena persona que ha acumulado 107 avales, dejándole sólo una pequeña miga a Carlos Herrera (seis, sacados a pala y pala por Roberto Gómez, el hombre con más conexiones y con más amigos de todos los periódicos deportivos de España) y Eva Parera (confiados cuatro, sin decir quiénes). La Federación, cuyo control está en manos de los 19 presidentes autonómicos (uno de las autonomías más Ceuta y Melilla) entre quienes abundan procesos y conductas poco edificantes, tiene cerrado como una concha. Todo tu interés es mantener el chiringuito como está, sin que nadie más lo saque. Tal como está el sistema, controla más de 80 de los 145 votos de la asamblea, ahora disminuidos porque hay asambleístas que han perdido su estatus en este tiempo.

Entre ambos no supieron más de las habilidades y el ejemplo de Rocha, de donde nació una idea para el colectivo.

Pero no llegué a 107 avales. Recibió un puñetazo en el fútbol profesional porque Tebas devolvió el golpe a Rocha. Él la desprecia (“era de florero”, declaró en Relevo, al tiempo que decía que era miles mejor que él), pero recuerda cómo manejarlo, y por eso en cuánto enfureció Rocha al gerente. desactivó la guerra que Rubiales mantenía contra Tebas y tuvo eco en sus brazos.

Y en algunos casos se ha dicho que el Gobierno se ha mostrado así de merito, una Federación en manos de Tebas, porque la ayuda que, a través del CSD, ha prestado a Rubiales, sobre todo durante el mandato de José Manuel Franco, con satisfacción de Rayana, cómplice del abuso, se justificó diciendo que «había equilibrado el poder de Tebas». Veamos de dónde sacamos esta canción.

¡Ven al CDS! Quizás ahora esté en las mejores manos. En ese momento, Rodríguez Uribes tomó decisiones contrarias a las de sus antecesores. Dos zigzags en la decisión correcta. Pero también hay que ordenarlo en su casa: en el sumario aparecen las grabaciones de su número dos, Fernando Molinero, conchabándose con González Cueto, el Rasputín de Rubiales, uno de los sospechosos. Algo de todo punto descalcificador.

A mí no me ha pasado más que la intervención de la FIFA, como la que usted hizo en Argentina ante la muerte de Grondona, que usted describió aquí. En su seno tiene a un español de buen tono y gran prestigio, Emilio García Silvero, director jurídico de la FIFA, que ya se ha mudado de la Federación. Pero eso sí, su hermano Miguel Ángel, que trabaja en la misma, está entre los investigados en el caso Brodie, porque su responsabilidad eran las obras de la misma.

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_