lunes, abril 15

Indian Wells Masters 2024: Carlos Alcaraz, un prodigio entre dos aguas: imaginación y razón | Tenis | Deportado

En algunas ocasiones no hay nada como un pequeño accidente ante el que reaccionar. Pero nadie se alarma. Esta historia tiene un final feliz, ya que Carlos Alcaraz abrió el puño, tocó y aplaudió desde el centro de la pista principal de Indian Wells, donde defendió el título obtenido al cumplir un año y donde, también quiere cerrar esa secuencia que ha sido colgado para levantar un trofeo que se le ha negado desde junio. Este sábado viene una buena forma de asalto: 6-7(6), 6-0 y 6-1 a Matteo Arnaldi, en 2h 13m, y cita en la próxima estación del torneo californiano con Felix Auger-Aliassime, uno de los Unos rivales que dominan en el equipo a equipo (3-1) con los jóvenes españoles, que saborean y celebran porque las últimas semanas no han sido fáciles. Trans el thinko luz En Las Vegas frente a Rafael Nadal, una primera prueba con fuego real que se saldó con una triple interpretación positiva: la reacción, el marcador y la verificación de la fuga de tobillo (grado 2) que se produjo en Río de Janeiro. si se recupera mediante los parámetros apropiados.

“Las Vegas fue una buena prueba y la verdad es que evolucionó bien. Es difícil aguantar al final del día, porque tiene mucha paciencia, pero estoy contento con las sensaciones que voy manteniendo hasta ahora”, afirma Palmar, que finalmente corre una carrera de fondo porque no he Intentó correr desde Wimbledon y abre sus puertas afuera, mientras insiste en anotar: tiene 20 años, mantiene el impulso competitivo, si debe apreciar la regularidad en la vuelta y, con el paso del tiempo, la recompensa llegará. Aprendiendo puro y duro. “Sin problemas ni frustraciones. A la gente le preocupa que si no obtienes tus calificaciones es malo y ese no es el caso. Pasa el año con buenas sensaciones en Australia [cuartos]; no todo es lo mejor en Buenos Aires, pero en un nivel el nivel era bueno; y el Río fue algo inesperado. Quiero aprender de experiencias y momentos”, graba el niño, inmerso en el complejo proceso de entrenamiento, de definición de su juego. Su instinto tira hacia un lado y la razón responde con contundencia desde el otro lado de la cuerda.

“No quiero pensar en el resultado, no quiero olvidarme del ruido. La fama y la atención son buenas la mayor parte del tiempo, pero a veces te quitan el mal humor y sólo te quieren esconder y no te reconocen”, confesó dos días después, durante la jornada de atención al medio, mientras David Ferrer explicó desde Las Vegas que a su edad no siempre tenía que abandonar Victoria, y que tenía que repetir el proceso que se había interrumpido para todos los jugadores, sin excepción. “Carlos es un tenista especial, pero hoy quiere mucho tiempo. No recuerdo que Nadal o Djokovic se lo ganaran todos con 20 años”, fascina Ferru. A cambio, el estadounidense Jimmy Connors, el marqués de premios más histórico -109, de los 103 de Roger Federer- sigue ejerciendo presión en pleno discurso. Si un año anunció que su físico no puede costarle un pequeño disgusto, ahora recuerda que el factor sorpresa ha desaparecido y que otros dos compañeros de viaje, sobre todo uno de ellos, mudan las garras.

“Creo que algunos jugadores han aprendido a jugar contra él. Las pastillas se sorprendieron al principio, pero ahora aprendió un poco cómo jugarlo. Jannik Sinner está por aquí y Holger Rune está aquí”, informó Jimbo estos días en su podcast, ventaja de Connor. No hay falsas razones para el norteamericano, sobre todo en lo que concierne al Primer Ministro; Menos solidez aún conserva el encanto nórdico. El italiano ganó y ganó —13 de 13 esto se produjo entre 6-3 y 6-0 a Thanasi Kokkinakis—, y discutió seriamente la segunda pregunta que puso hoy en español en la lista mundial; si gana el día 17 en el Valle de Coachella, los arruinará. También viene de la Edad Media un tal Novak Djokovic, nostálgico de Serbia porque, dice cuando se le pregunta por Nadal, «es el último de una era», y nunca podrá desechar a Daniil Medvedev, el hombre que luchó en la última edición contra Levanta el trofeo por primera vez para todos los que luchan en el presente.

Alcaraz firma pelote en las instalaciones de Indian Wells.JUAN G. MABANGLO (EFE)

En cualquier caso, no hay mejor manera de ayudar a Alcaraz que tanto él como su ambición, sabiendo que en su punto frío, de vez en cuando muy pocos -sólo dos, concretamente- pueden seguir el ritmo. Estoy trabajando ahora para recuperar el tono que perdiste durante Wimbledon y navegar entre estas dos realidades paralelas: tu imaginación y tu carrera, entre lo que aqueja constantemente tu cuerpo (espectáculo y más espectáculo) y esto requiere la lógica de la construcción del tenis. «Ha elegido un camino más difícil que Nadal», aseguró en Las Vegas el célebre André Agassi, a quien considera más capaz de espectacularidad, la tarea que debe afrontar ahora es la de modelar y definir una estructura de juego sólida para ser competitivo. largo plazo, de un extremo a otro del punto, del partido, del tiempo. Purpurinas, sí, pero ante todo una línea que permite sortear las cumbres demasiado pronunciadas de la sierra.

«¡Mete las cuatro primeras!», recomienda su entrenador, Juan Carlos Ferrero, cuando ya hizo historia ante Arnaldi y firmó un parcial de 9-0 que truncó la ilusión del rival. “¡Pide al principio y allá vamos!”, insiste el entrenador, satisfecho con la reacción porque ha entrado el italiano (40 y 23 años), otra persona con instinto lúdico, creativo y divertido para los ojos del aficionado. En el primer manga asta descubre el lado derecho de Alcaraz en el desempate. “¡A este ritmo, al final de los goles, tú!”, añade el valenciano cuando el Murcia sólo le permite colocar el lazo en el partido, tras un golpe de fe, de una variable táctica adecuada, en lugar de entrar en el resto. , detrás de tres metros—y, sobre todo, del hallazgo de las balanzas convenientes; la cifra de errores del primer parcial (8-2) deriva en un registro más conforme con la categoría uno y otro (14-16), y aterriza así en el impulso con el espinoso Auger-Aliassime, últimamente decadente y el quien redujo en la última edición del torneo. Una cita que los dispone a una red de alcalde de magnitud: singularmente Roscoe Tanner (1978-79), Boris Becker (1987-88), Pete Sampras (1994-95), Michael Chang (1996-97), Lleyton Hewitt (2002-03), Federer (2004-06) y Djokovic (2014 ) -16) proceden a la reválida del título en categoría masculina de Indian Wells.

RYBAKINA, BAJA POR INDISPOSICIÓN

ANTES DE CRISTO

En las afueras de Alcaraz, la jornada también comenzó con el avance de Roberto Carballés. El granatino acudió a Flavio Cobolli para un doble 6-4 y meditó en la siguiente madrugada (no antes de las 5.00, Movistar+) al ruso Medvedev. En sentido contrario, Nuria Párrizas se rindió ante Anastasia Pavlyuchenkova (6-3 y 6-1) y, por tanto, la representación española desapareció del cuadro femenino.

Por otro lado, la campeona del año pasado, la kazaja Elena Rybakina, anunció su retirada poco antes de enfrentarse a Nuria Podoroska -debido a un problema gastrointestinal- y ahora se expone a la pérdida de 1.000 puntos, lo que pone en peligro el barrio que ocupa actualmente. el clasificación de la WTA.

Otro de los momentos destacados del día fue la victoria de la veterana Angelique Kerber contra Jelena Ostapenko. Este es su primer triunfo contra uno 10 mejores en más de dos años, cuando interrumpió su carrera por la maternidad. Hoy, el alemán, de 36 años, es el número 607 del mundo.

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_