sábado, mayo 18

Guardiola puede con el Sevilla y les da vida en Cádiz en el descuento | Fútbol | Deportado

Un gol de Guardiola en el minuto 96 permitió al Cádiz seguir soñando con quedarse. El gran speeder, el primero del tiempo, sirvió para batir a un Sevilla doloroso, que apenas pisó el acelerador en un ambiente que siempre supuso atrapar al Cádiz. Fue el primer triunfo americano en la historia del Sánchez Pizjuán. Tres puntos de oro que te permiten seguir soñando con la salvación. En estos momentos Cádiz no operará en este día intersemanal. Triunfo agónico para un equipo que por primera vez acumula dos triunfos consecutivos en esta Liga, tras caer en el pasado en Getafe. Los Andaluces siguen creyendo en el milagro.

0

Ørjan Haskjold Nyland, Jesús Navas (Juanlu Sanchez, min. 84), Sergio Ramos, Loic Bade, Marcos Acuña (Adrià Pedrosa, min. 88), Kike Salas, Boubakary Soumare, Lucien Agoume, Lucas Ocampos (Mariano, min. 84) , En-Nesyri y Lukebakio (Suso, min. 45)

1

Cádiz

Jeremías Ledesma, Victor Chust, Fali, Javi Hernández (Maxi Gómez, min. 90), Zaldua (Iván Alejo, min. 80), Robert Navarro (Brian Ocampo, min. 80), Rubén Alcaraz, Rubén Sobrino (Juanmi, min. 60), Escalante, Roger (Sergi Guardiola, min. 60) y Chris Ramos

goles 0-1 minuto. 96: Sergio Guardiola.

Árbitro Arias de Miguel Ángel Ortiz

Tarjetas amarillas Lucas Ocampos (min. 47), Javi Hernández (min. 49), Marcos Acuña (min. 54), Boubakary Soumare (min. 62), Jesús Navas (min. 67), Escalante (min. 69), Lucien Agoume ( min.69) min.76) y Kike Salas (min.94)

Hay situaciones que explican claramente por qué los equipos están al borde del abismo. La ocasión en la que Chris Ramos desapareció en el minuto 40 de un lentísimo choque del Pizjuán sólo puede analizar la ansiedad o el estado de nervios que impiden jugar bien al fútbol. El delantero, gaditano y de puro sentimiento cadista, marcó un gol a portería vacía tras un terrible error de Sergio Ramos. La jugada definió con claridad un choque donde el Sevilla quedó anestesiado y el Cádiz con una angustia tremenda.

No debería ser fácil jugar al fútbol cuando la segunda parte está vacía, sin duda. Quizás algo más cuando el rival te ofrece tantas facilidades como las que te dio el Sevilla, con todo lo que hizo en La Liga. Un primer tiempo soporífero acabó con un lanzamiento al larguero de Navarro y un sensacional error de Ramos. El Sevilla, lento y sin intensidad, se llevó el choque con una apacible tranquilidad.

El VAR anuló un gol a Chris Ramos y cuando todo estaba perdido, Guardiola perdió la vida ante el Cádiz en el partido número 500 de Jesús Navas en Primera. Fue la letra de un partido disputado a dos velocidades, del que surgió imponiendo la necesidad del Cádiz. Los numerosos aficionados felices que viajaron a Sevilla disfrutaron de un triunfo muy emocionante, que permitió a su equipo seguir cuando estaba completamente perdido. El conjunto andaluz brilló en el Pizjuán y pese al énfasis del aficionado sevillista, no quedó satisfecho con el paso que tuvo en su equipo, bastante mediocre. El Cádiz sigue soñando.

“Fue un final increíble. Tarde o temprano quería marcar el gol porque tuvimos muchas ocasiones. Al final entró y salió de una habitación. Hay que seguir esta línea para asegurar la salvación”, afirmó Sergi Guardiola, autor del gol salvador del Cádiz, al finalizar el partido. “No nos sentimos mal la primera vez. Aquí caen muchas jugadas claras y las que se juegan la vida. Está castigado”, afirmó, por su parte, Sergio Ramos, que no quiere hacer referencia a su futuro. «De momento no, ha tomado una decisión», admitió el capitán del Sevilla, que tenía contrato con el conjunto andaluz. El Sevilla lo pasó muy mediocre. Navas, que cumplió su partido número 500 en Primera División, se levantó con lágrimas en los ojos al ser sustituido en el último tranvía del partido.

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.