miércoles, abril 17

Eurocopa: Y enero empata la Copa de África | Fútbol | Deportado

Nicolò Barella celebra junto a sus compañeros la clasificación para la Europa League 2024.CRISTÓBAL NEUNDORF (EFE)

El pasado lunes tuvo lugar el acontecimiento de que el partido Ucrania-Italia decidiera la clasificación del Grupo C para una de las selecciones contendientes. Supongo que me interesa el fútbol, ​​la posibilidad de ver Italia, la actual Eurocopa, la participación en el límite competitivo, disfrutar de un partido de Ucrania en Leverkusen, pero Ucrania y algunos jugadores como Mudryk, Dovbyk o Tsygankov nos han puesto en la actualidad. situación. La retransmisión fue por UEFA TV y la narración era como las de los años 90. Al minuto descubrí que el verdadero motivo de mi curiosidad no era otro que poder ver un excelente juego desde el punto de vista competitivo, sin tener que realizar análisis de tipos de juego y demás, disfrutar de la tensión del what if estabas jugando y sigue el juego con la tranquilidad de saber que uno u otro podrá seguirte durmiendo con la misma tranquilidad. Pensé que debía analizar sin pasión esa dudosa juzgada de la final del partido y descubrí que el árbitro era Gil Manzano. Y también me pareció que nadie fue penalizado, pero su toque creó ver las diferentes repeticiones con el interés de encontrarse con él. Y como dijo el comentarista, de todos modos, Ucrania-Italia ganó sin disputas y sólo con la alegría y cierta liberación de presión de los jugadores italianos.

Porque tienes claro que cuando no hay nada en el partido que estás viendo se crea un escenario excelente para seguir el partido, divertirte con las acciones positivas y ser muy comprensivo con los errores. Esto los aleja del corazón, pero también de la emoción tranquila y por eso normalmente volvemos al partido por uno de los contendientes, aunque no haya nada en el partido, no conocemos mucho a los contendientes.

Esto es justo en el momento en que jugamos los nuestros, los colores que tenemos y todo lo que pasa en el campo lo recordamos como algo personal. Por ejemplo, esas lesiones que se dieron en este periodo de selecciones nacionales y que inmediatamente nos desbordaron en el certamen local y cómo afectaron a mi equipo o la debilidad de mi rival más cercano. Más grave es el caso de la lesión de Camavinga y de la espalda de Gavi, aunque nos hemos olvidado del de Yeremi Pino porque mientras entrenaba con su club me pareció menos interesante y no añadido a lo que tenía en común con los dos anteriores y que conozco. que el mundo entero se ha volcado hacia el calendario futbolístico global y ha coincidido que está saturado y que tenemos que hacer algo con ello. Lo que nadie dice por qué has acortado ese maratón de fútbol porque más o menos tiene intereses en algún punto de esa cuerda eterna; entonces todos apuntamos al otro lado para liberar nuestras conciencias y este viernes veremos el espectáculo en los partidos nacionales, y la semana que viene en la competición europea, esto es lo que trae tanto dinero, y cuando buscamos en junio Nos comprometemos a olisquear la Eurocopa con aroma a belleza (y Yeremi y Gavi están en el gimnasio, acabando su recuperación, pero aún no están vigentes).

Y que, sobre todo, la pelota está llegando. Porque no estamos acostumbrados a ser futbolistas, lo decimos, porque nos separamos de nuestro lado, para que todo esté equilibrado y mejor, porque estamos dispuestos a rendirnos, casi siempre sirve el dinero, para todo lo que le pedimos. la razón que pedimos. Si nos fijamos en estos deportados americanos hiperprofesionales veremos que sus calendarios están desactualizados, pero los tiempos de descenso y preparación para la competición son largos y les permiten compaginar la playa con la recuperación de lesiones que se van produciendo con el tiempo.

Porque ya os lo advierto, lo aprenderé en mi mudanza desde el Olympique de Marsella, que vincula de negro la CAN, la Copa Africana de Naciones, la Euro de África, que empleará durante todo el año a los jugadores convocados por sus selecciones. y hasta mediados de febrero el que sume a los últimos escalones de la competición. Estás en el calendario de FIFA y algunos pueden encontrar que algunos de tus mejores jugadores están como si la competición hubiera caído al nivel del cielo.

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_