sábado, mayo 18

El “momento Stuani” se hace eterno en la famosa Girona | Fútbol | Deportado

El eco del último gol del Girona en Montilivi acompaña hoy al Girona en su camino hacia el Metropolitano. La victoria ante el Betis fue muy celebrada porque acreditaba las aspiraciones blanquirrojas de lograr la clasificación para la Liga de Campeones, porque entrenó en tiempo añadido (m.92) y porque el autor del gol fue Christian Stuani. Una felicidad total que Míchel, el técnico, celebró con una promesa: “Stuani traerá el brazalete de capitán el día del debut del Girona en Europa”. Dependiendo de la categoría del torneo, ya sea Liga de Campeones o Liga Europa, el billete continental está prácticamente asegurado de cara al partido de este sábado contra el Atlético de Madrid (14.00 horas, Dazn).

El Girona concluyó el primer tiempo en La Liga con un triunfo, también en la prórroga, ante el Atlético tras un gol de Iván Martín: 4-3. El equipo de Michel sumaba los mismos puntos que el Madrid (48), era el máximo goleador del campeonato (46) y sólo había perdido un partido (en el Bernabéu) y sumaba 15 victorias, una especialmente celebrada en Montjuïc (2-4). Ahora, a un partido de la final, son terceros, con seis puntos más que el Atlético, que ocupa la cuarta plaza, el que cierra la zona de Champions, mientras que de nuevo es el Athletic. Las derrotas en San Mamés, Getafe y Mallorca se vieron compensadas por los triunfos ante Osasuna, Rayo y Betis en Montilivi.

Stuani marcó al Betis en el minuto 92, al Almería en el 85, al Valencia en el 82 y al 85, marcó el cuarto al Barça en el 95 y al Sevilla en el 89. Hubo dos goles y dos asistencias en 28 partidos de La Liga, aunque sólo fue titular en cinco. Suma 32 filas, 17 en portería, y dura aproximadamente 91 minutos cada una. A sus 37 años, el jugador uruguayo de Tala se ha convertido en un jugador de momentos, de momentos decisivos, porque su presencia en la cancha lo ha acercado al equipo y está entusiasmado con un regreso de su club en enero de 2017. El Girona hace la vista gorda con Stuani, ya sea titular o suplente, decisivo en el ascenso y ahora decisivo en la Liga.

“De ninguna manera puedo motivar a Stuani. Le doy menos minutos de los que necesita porque es imprescindible”, afirmó Míchel. “Es el alma del equipo y del club. Tienes una mentalidad y una competitividad increíble. Si te mereces todo lo bueno que te ha pasado”, buscaré al técnico del Girona. El charrúa empezó a asumir su papel de relativo secundario luego de que en la última temporada los fuegos fueron para Taty Castellanos y en realidad si hable mucho y bien de Dovbyk, quien con 16 goles opta al Pichichi. Los números aseguran que es el que más partidos ha jugado (246) y más marcado (130) con el Girona. La suya ha sido y es una de las camisetas más vendidas porque al final se ven las de ciegas. Tsygankov, Dovbyk o Savinho.

No es extraño que haya en marcha una campaña para que Stuani tenga una estatua en Montilivi. “Es el alma del Girona” coincide en la vestimenta, en el escenario y en los sectores más grandes de la ciudad, aquellos en los que se juntan las manos y también se viven las bajadas y subidas, los ascensos, los tiempos en los que acostumbran a superarse. ellos mismos con los goles de Stuani: 33 en el periodo 2017-2018; 34 en el siguiente; 41 en el ejercicio 2019-2020; 29 durante 2020-2021 y 41 en 2021-2022. Ya son 13 (cinco en Copa), tres menos que la temporada 2023-2024.

Competitividad y compromiso son los motores de un jugador con contrato hasta 2026 y que aspira a retirarse en Girona. “Me siento un privilegiado por todas las experiencias que tengo con este club”, responde cuando les pregunta en su calle con la entidad de Montilivi. La prensa internacional que últimamente acoge al Girona, así como ilustres documentales, todos interesados ​​en la excelencia del equipo, saben que para su relación con el sentimiento hay que recurrir a Stuani, uno de los artilleros de las grandes ligas europeas que ha El que más goles marcó subiendo desde el banquillo, como se vio ante el Betis. Los puntos que se llevaron los goles uruguayos son precisamente los mismos que separan ahora al Girona del Atlético.

La presencia de Stuani no está garantizada para el partido del Metropolitano. La pregunta, en todos los sentidos, ofende en su caso y nadie le aconseja que, cuanto más dolor sienta, suba a la canción si es necesario para ayudar al equipo de Michel. No lleva mucho tiempo resaltar y ampliar su currículum. “Ver mi bandeja me emociona”, afirma el charrúa, dispuesto a retirarse a Girona. La parte trasera muestra el brazalete del capitán en su debut en la Liga de Campeones.

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_