sábado, mayo 18

El brillo de Mariona Ortiz ilumina la chimenea del Casademont Zaragoza hasta la final de la Copa de la Reina | Baloncesto | Deportado

El Casademont Zaragoza defenderá la corona y estará por segundo año consecutivo en la final de la Copa de la Reina, que disputará este domingo (12.30 horas, Teledeporte) ante el Valencia Basket, tras derrotar al Perfumerías Avenida, en un espléndido primer Imagen de los jugadores de Carlos Cantero (7-25). El campeón demostró ser uno de los equipos más inspirados de Europa y se encontró con un rival, Salmantino, que sólo había fracasado en una de las últimas finales y que llegaba tras lograr nuevas victorias consecutivas en España.

Mariona Ortiz lleva a su equipo hacia una nueva final. La base del Maresme dio un recital en la dirección y manejó el partido al ritmo que mejor le convenía, ‘bien pero no demasiado’, una influencia en la ronda previa que fue muy para el primero de sus excelentes números (11 puntos, sos rebotes y tres asistencias). Ortiz brilla como nunca a sus 32 años. Encontró la luz en Zaragoza. El tiempo pasado pasó en España después de cuatro años jugando en Bélgica, y en Madrid, en los estudiantes, todo se volvió oscuridad. El exjugador de Perfumerías Avenida entró en depresión y sufrió fuertes dolores en la vara. En el porche, la harta del baloncesto, le pedí una patada al balón. No quería volver a jugar y su vida se repartía entre el gimnasio y el sofá. Lo vi por el Casademont Zaragoza y su vida quedó iluminada.

En semifinales creció y llevó a su equipo a un triunfo que lo mantiene en la élite. El primer cuarto fue fundamental, en esa secuela con la inercia de los últimos partidos, con los conceptos muy claros y un ataque casi automatizado. Leo Fiebich, estrella, sacrificó su luz personal para hacer crecer el colectivo. La alemana también anotó 15 puntos con 11 tiros, pero en la primera parte golpeó con insistencia a Diallo, que fue un martirio en la pintura para las Perfumerías Avenida (12 puntos en los dos primeros cuartos).

El equipo de Nacho Martínez, que venía invicto con los suyos, dejó en la segunda parte la casta que siempre había destacado en este club. Leo Rodríguez negó su actuación y con 15 puntos en la segunda parte, de la mano de Laura Gil, que se llevó el gol con la actuación de Diallo bajo el oro, inició la remontada. El conjunto salmantino quedó eliminado de una desgracia que le llevó a 22 puntos para acabar de nuevo (59-68). Pero Cantero ya había avisado que la clasificación era peligrosa y poco antes le respondió a Mariona Ortiz, que descansaba en el banquillo, para que volviera a tomar el mando del partido y no sólo hasta que sea la puta.

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.