sábado, mayo 18

El Barça, en el corazón de su nueva temporada liguera, se incorpora al Madrid CFF | Fútbol | Deportado

Mayo se erige como el club más grande del Barcelona. Dos finales en apenas una semana: la Copa de la Reina contra la Real Sociedad —que el año que viene no contará con Natalia Arroyo en el banquillo— el día 18; y la Liga de Campeones ante el Lyon el día 25. El gol, coronado con el póker del título. Primero, sin embargo, tienes la oportunidad de ganar matemáticamente tu novena de Liga y la quinta consecutiva.

FCBFFC Barcelona Femenino

8

Sandra Paños, Martina Fernández, Jana Fernández, Esmee Brugts, Marta Torrejón, Patri Guijarro, Vicky López, Alexia Putellas, Mariona Caldentey, Clàudia Pina y Bruna Vilamala

0

Madrid CF

Paola Ulloa, Sandra Villafañe, Itziar Pinillos, Camila Sáez, Aldana Cometti, Mônica, Lee Young-Ju, Gio Garbelini, Laura Domínguez, Ana González y Karen Araya

goles 1-0 minutos 7: Alexia Putellas. 2-0 minutos. 15: Mariona Caldentey. 3-0 minutos. 33: Claudia Piña. 4-0 minutos. 43: Vicky López. 5-0 minutos. 45: Esmée Brugts. 6-0 minutos. 48: Marta Torrejón. 7-0 minutos. 86: Marta Torrejón. 8-0 minutos. 92: Oña Batlle.

Árbitro Paola Cebollada López

Tarjetas amarillas Laura Domínguez (min.64)

El penúltimo paso lo firmó en el Madrid CFF, el último y único equipo capaz de derrotarle en la competición doméstica el año pasado, cuando rompió la racha de imbatibilidad del fútbol liguero al caer ante el Atlético de Madrid en 2021. Esta vez, no lo hicieron. Ningún rival: marcó y dominó el difícil partido (8-0), acompañado de la motivación extra de ganar al Chelsea en la semifinal de la competición europea hace apenas un día y con la victoria de Alexia Putellas, que sólo Jugó en la Liga de Campeones: se destacó repartiendo goles y asistencias. El siguiente paso se espera en Granada. Será necesaria una victoria si se pretende depender de lo mismo, o habrá que esperar al resultado del Real Madrid para proclamarse campeones. Y los cuatro partidos que llevaron al final de la liga.

Érase una vez no hubo gala. Aunque el resultado no fue menos competitivo. En el Barça, oxígeno para muchos, un respiro a la necesidad del último partido contra el Chelsea. Aún con la presión de pedir los tres puntos que buscaría en su título liguero. Así, un medio descenso, sin que te permita abandonar el fuego ni perder la concentración. Los jugadores del Madrid CFF —quintas en competición liguera—, en cambio, están a sólo dos puntos de las plazas de Liga de Campeones, en partido con Atlético de Madrid, Levante y Athletic Club por el tercer puesto de la tabla.

Martina y Vicky López rápidamente se adueñaron del título del club para poder ganar a los jugadores del primer equipo y a los futbolistas del filial para llegar a la segunda liga consecutiva. Los azulgranas quieren repetir la suerte de los más jóvenes. Desde el primer minuto el equipo de Jonatan Giráldez dominó impasible el área rival, abriendo con hambre.

Patri Guijarro, que cumplió 300 partidos como culé, entendió la perfección con Claudia Pina para darle un pase a Alexia que le permitió volver a encontrar el gol. Con un intercambio de Pierna y Sangre Fría, la capitana azulgrana sumó su séptima Diana en el torneo. Y no huí en festajarlo, con rabia, con ilusión. El Estadi Johan Cruyff —prácticamente lleno— cantó el remix de Provenza de Karol G durante la celebración. Y pocos minutos después se volvió a sonar entre un disparo de Mariona Caldentey, que dio en Ana González, lesionada del Madrid, y Paola Ulloa, que se disponía a entrar definitivamente en la portería.

El mayor problema de las blues fueron las contras del conjunto madrileño, que rápidamente evitaron con Martina y Jana Fernández como centrales, siempre bien colocadas, y más difíciles aún para Sandra Paños, sin errores ni fallos. Porque las oportunidades se dan en el área contraria, hacia donde apunta el Barça.

Alexia quiere darle el favor a Pina y lo hizo con un paso de tacón por metro el tercero del partido. No tuvo mucho tiempo para respirar el Johan Cruyff: Vicky marcó a su exequipo el cuarto, Esmee Brugts el quinto apenas un minuto después, Marta Torrejón el sexto y el séptimo —al principio y al final de la segunda parte— y Ona Batlle intentará la goleada con el octavo. Una oda al fútbol, ​​un espectáculo en azul. Porque considerando el baño, no bajé al ritmo de las jugadoras de Giráldez. Calentaron motores para el mes que esperaban, faltando cinco partidos, tres de ellos decisivos para levantar los títulos. Sin descanso, pero concentrado. Con la Supercopa de España en copa para ganar contra el Levante el pasado mes de dinero y la Liga de un vistazo, el póker de trofeos está lejos de ser un sueño a ser una realidad. Puede que no sea un mes sencillo para el Barcelona. Pero es fundamental.

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.