domingo, abril 14

Copa Davis 2023: el círculo incompleto de Lleyton Hewitt | Tenis | Deportado

Hewitt celebra una victoria durante la serie contra Finlandia y el Martín Carpena.Clive Brunskill (Getty Images para ITF)

Esta vez, Los Pacos La triste marcha de Martín Carpena. La numerosa comunidad finlandesa que reside en un barrio de Fuengirola —uno de 5.000, según el capitán municipal— reconoce sus banderas, sus abalorios y sus bombos, y está dispuesta a retirarse a casa después de que sus muchachos hayan sucumbido al enorme tamaño de Australia. la segunda nación con más títulos de Copa Davis (28) entre Estados Unidos (30). Cayó finalmente Finlandia, a la que no le queda nada. Enhorabuena a los nórdicos, que han estado liderando desde el principio hasta el final de esta fase final. Los triunfos de Alexei Popyrin y Alex de Miñaur ante Otto Virtanen (7-6(5) y 6-2) y Emil Ruusuvuori (6-4 y 6-3) iluminan al primer finalista.

“Tienen dos partidos de altísima calidad. Estoy muy orgulloso de mis jugadores”, describe a pie de pista el capitán oceánico, Lleyton Hewitt, que mantiene el mismo gesto que cuando era jugador y que este Domingo, una vez más, volverá a estar en una posición de privilegio. Si gana en Italia o Serbia, este sábado (12.00 horas, Movistar+) por el segundo puesto de la final, cerrará ese círculo aún incompleto que inquieta a un competidor tan querido como él, todo garra y toda furia como tenista, campeón. de pura raza. Conquistó la Davis en dos ocasiones, 1999 y 2003, y ahora, veinte años después, puede remar el trabajo perfecto: levantarle la ensalada al capitán.

“Quiero que estos niños experimenten lo que yo experimenté. Esta competición es muy importante para Australia. Somos un país con mucha historia en este torneo y es importante que nuestros jugadores se separen. Como jugador nunca tienes mejor sensación que representar a nuestro país”, especifica Hewitt, que abre golpes y goles con el espíritu y la ilusión de lo que siempre ha sido en la pista. Estuvo seis años retirado, y desde entonces intenta recuperar la gloria que perdura en su país desde las últimas dos décadas, cuando todavía tenía diabluras con la raqueta y regresó a España sobre el césped de Melbourne. Se formó en esa serie definitiva en el Rod Laver Arena con Philippoussis, Arthurs y Todd Woodbridge.

Puedo escribir sobre él durante un año, tanto en Málaga como en Carpena y es tan pequeño que aún no lo he probado ni siquiera. Porque él, romántico por naturaleza, todavía conoce las rondas preliminares y el itinerario, las batallas en cinco sets. En cualquier caso, Andalucía no da ningún mal a su equipo, superando en la anterior edición a Canadá (2-0) y que ahora tiene reválida. “El tiempo los vinos los pasamos un poco a ciegas, era la primera vez; ahora conocemos el lugar, la superficie y todas estas cosas. El año pasado nos trajo muchos recuerdos, pero regresamos con la determinación de llegar más lejos”, explica. hombre davis al que no tiene el mismo currículum: hay más trofeos, más series disputadas que cualquier otro australiano (43), más años disputados (19), más triunfos totales (59) e igualmente individuales (42).

“Lo que más me gustó fueron las fiestas locales y fuera de casa, las calificaciones. Tengo recuerdos de los últimos años, cuando tocaba con Rafter, Cashy [Pat Cash] y todos estos tipos… Incluso yo sabiendo cuando jugamos contra España en el 2000, en Sant Jordi; Rafa Nadal izó la bandera ante más de 20.000 personas y todo el mundo se burlaba y me gritaba todo el tiempo”, se tambaleó el preparador, que desde el banquete -a partir de 2016- me llevó hasta las tartas dos veces más largas que los octavos, un largo hace tiempo los cuartos y más hasta las semifinales; En 2021, el tropiezo en la fase de grupos registró un mal resultado. “No había mejor sensación en el tenis que ganar la Copa Davis”, repite Hewitt, satisfecho con el desempeño de sus muchachos. “Es probablemente el triunfo más importante de mi carrera”, afirma Popyrin, que vive en Marbella desde hace cinco años y que, como sus compañeros, intentará llegar al fondo de su destino.

DJOKOVIC, MOSQUEADO PARA LA PREPARACIÓN DEL ANTIDOPAJE

ANTES DE CRISTO

Antes de salir a la pista para meditar con la Gran Bretaña en los partidos de cuartos de final, la selección serbia fue solicitada por los miembros de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) para un control antidopaje. Sin embargo, Novak Djokovic y sus hombres se negaron a hacerlo en ese momento, al entender que no era el momento y que interferirían en su acercamiento a la eliminación.

“Es la primera vez que paso. No tengo ganas de hacerlo antes cuando voy a estar después del partido”, explica Nole tras lograr la victoria ante los Británicos, durante la rueda de prensa en Serbia; «Me avisaron una hora y media antes de empezar, y tengo mis rutinas antes de los partidos y no tengo que pensar en ese momento en donar sangre u orina».

El país balcánico dijo haber escuchado la acusación del médico. “Discutió con él porque es algo que no me ha ayudado durante 20 años de mi carrera. Lo escuchó en una de las plazas y me siguió durante horas. Está indignado. Yo siempre defendí los controles, pero no ante los partidos. No hay nada que descubrir, pero hay que tener ciertos límites.»

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.