sábado, junio 15

Carlos Alocén jugó en el Real Madrid 651 días después de su lesión | Baloncesto | Deportado

ACB jornada 11

Real Madrid

Morabanc Andorra

Morabanc Andorra

Vivieron 651 días, 21 meses, 93 semanas. Desde el 13 de febrero de 2022 hasta el domingo. Así fue desde el principio hasta el final del amplio recorrido de Carlos Alocén por querer jugar un partido de pelota. Después de casi dos años roto el ligamento cruzado de la varilla izquierda con la camiseta del Real Madrid, tiene que volver a la pista con la camiseta blanca en el partido de la ACB ante el Morabanc Andorra (victoria local en el WiZink por 85-76), con uno punto, una asistencia y tres rebotes en 7m 34s de la canción. En los medios, un calvario por la continuación de las alturas de una recuperación que se prolongó mucho más de lo esperado y que indicaba la plena confianza del base zaragozano en su estado físico y mental para afrontar la marcha en un tren de alta velocidad como este madrileño.

Vuelve a Alocén y vuelve a una de las grandes alegrías del fútbol español. Intentando cumplir 23 años (30 de diciembre, también aniversario de LeBron James y Tiger Woods), el base de 1,94 m ha recorrido un camino muy doloroso, con destino a la alta montaña. Hijo de Alberto Alocén, que disputó 152 partidos ligueros con el Huesca entre 1983 y 1990, el chico abandonó la ACB con el Zaragoza el 30 de octubre de 2016, precisamente ante el Real Madrid. Contactado con sólo 15 años y 10 meses, se convirtió en el debutante más joven del aragonés y evocaba la precocidad y el talento de Ricky Rubio. El conjunto madrileño llegó en julio de 2019 para pasar un año en su club de origen. Este año anterior y el siguiente fueron nombrados mejor jugador joven de La Liga, un doblete que sólo se celebró ante Luka Doncic. En la casa blanca ya ha formado 38 partidos ligueros en la temporada 2020-21 (4,7 puntos y dos asistencias mediáticas) en el inicio de lo que parecía una carrera desenfrenada. Pero la pista se produjo en 11 partidos ACB de la segunda categoría, 86 entre todas las competiciones de su aterrizaje. Hasta el minuto 28 del Unicaja-Madrid del 13 de febrero de 2022, en un forzado partido de canasta con Alberto Díaz, el cruzado de la varilla izquierda crujió. Comenzó la pescadilla.

Carlos Alocén, ante Alberto Díaz en el Unicaja-Madrid del 13 de febrero de 2022, fue titular en el que estaba lesionado.
Carlos Alocén, ante Alberto Díaz en el Unicaja-Madrid del 13 de febrero de 2022, fue titular en el que estaba lesionado.FOTO POR M. POZO ACB

“Tenemos mucha paciencia”, responde el técnico blanco, Chus Mateo, sobre este largo recorrido. El Madrid reforzó su confianza en el chico ampliando un año más su contrato, que finalizaba en enero de 2024, mientras se concretaba su recuperación. “Si tienes mucho espacio, mucho más del que esperas, pero hay cosas que no podemos controlar. El trabajo vale el esfuerzo. Mantén la tripilla revuelta del primer día, cuando dije que iba a jugar”, comentó este jugador dominante.

El regreso del zaragozano abre también un nuevo escenario en la selección española. Alocén fue una de las mejores en las categorías inferiores, oro europeo sub-16 y medalla de plata sub-20, y con la absoluta se dejó ver en seis encuentros internacionales en las hordas de Sergio Scariolo, aunque no logró participar en una gran cita. . Su lesión cruzada, combinada con las mismas molestias de Ricky Rubio y la dimisión de Sergio Rodríguez, propició la nacionalización exprés de Lorenzo Brown para el Eurobasket de 2022. El joven Juan Núñez se incorporó a la competencia en el puesto básico en el último Mundial. Y con los juguetes a la vista, un cuadrado en esta posición sale muy caro. Brown acudió al Mundial para recuperarse de un problema en su equipo y apunta a terminar en París; No repitiste con la Familia después de tu paso al frente con las intendencias en el último campeonato y es el gran consejo de futuro ser director de la orquesta; y Alberto Díaz se ha convertido como nadie en el perfil del especialista defensivo. Y todo bajo la incógnita del posible retroceso de Ricky Rubio pasa su paréntesis por un saludo mental. El abanico está desplegado para Scariolo, y sólo una ronda de Alocén a altísimo nivel le permitirá competir por los partidos todos los días.

La necesidad de minutos también podría abrir la posibilidad de un traspaso hasta el final de la mitad, una opción viable en el convenio colectivo hasta la fecha límite del 28 de febrero. No será fácil encontrarse en Madrid con un Hueco Noble que logró 19 victorias consecutivas y en su puesto estaban Campazzo y Sergio Rodríguez. El argentino (32 años) y el canario (37) acumulan grandes activaciones, pero también requerirán de un relevo generacional. Alocén esperaba su momento: 651 días de juego son aprendizajes que durarán para siempre.

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.