miércoles, abril 17

Ancelotti: «A Joselu lo aguantamos, que se centre más» | Fútbol | Deportado

Joselu se mantiene en ventaja durante la acción de su primer gol.ANNEGRET HILSE (REUTERS)

La última vez que Joselu Mato marcó en la Liga de Campeones jugó dos semanas contra el Nápoles, perdiendo el Bernabéu. Esta noche, volvieron a realizar algunos disparos para ponerse en marcha, por fin, en el minuto 94. Pasaron varias semanas en el área borrosa y el atacante, más que celebrarlo, recordó lo que se había perdido junto a la chimenea. Este martes, cuando juego por primera vez contra el Madrid con el 1-2, también tengo con qué mirar al pasado con mi enfado y mi puñetazo en el suelo. En los últimos dos meses apenas se había presentado ante los italianos, y de esa manera.

Unión de Berlín

2

F. Ronnow, Juranovic (Trimmel, min. 81), Diogo Leite, Paul Jäckel (Sheraldo Becker, min. 74), Roussillon, Knoche, Rani Khedira (Alex Kral, min. 74), Haberer, Robin Gosens (Aissa Laidouni, min.74), Kevin Behrens y Volland (Brenden Aaronson, min.81)

3

Real Madrid

Arrizabalaga, Alaba (Rüdiger, min. 71), Nacho, Lucas Vázquez, Fran García, Modric, Dani Ceballos (Nico Paz, min. 90), Federico Valverde (Kroos, min. 45), Jude Bellingham, Rodrygo (Brahim Díaz, min.80) y Joselu

goles 1-0 minutos 46: Volland. 1-1 minuto. 60: Joselu. 1-2 minutos 72: Joselu. 2-2 minutos 85: Alex Kral. 2-3 minutos 88: Dani Ceballos.

Árbitro Rade Obrenovic

Tarjetas amarillas Jude Bellingham (min. 35), Alaba (min. 54) y Aissa Laidouni (min. 75)

“Necesitaba una fiesta como ésta”, admitió Aries, de 33 años, quien, eso sí, aseguró estar contento con su tiempo. “Estos objetivos los tomé a mediados de diciembre, no los terminé a la primera. Desde donde estoy, hasta lo que vengo y lo que puedo llevar. No importa perder a tu amor”, comentó mientras señalaba al primer doblete con la camiseta blanca.

La clave de la victoria en Berlín fue, según Carlo Ancelotti, intentarlo más tras el descenso. “En la primera parte jugamos muy bien al fútbol, ​​pero nos concentramos muy poco. Y cuando puedas vislumbrar esta estructura, al menos debes saber que estás en el centro correcto. En la primera vez, [Joselu] remaba bien uno [se estrelló en la parte superior del larguero] y en la segunda parte hubo dos goles”, destacó el técnico italiano, que insistió varias veces en esa idea.

La instrucción en el intermedio para volver a montar se realizó más por fuera hacia el centro. La primera Diana nació de un envío del conjunto de Rodrygo (el Unión berlinés se quedó con el título en la fila) y la segunda, de un balón por la izquierda de Fran García. “Era lo que queríamos hacer”, afirmó el entrenador blanco. “Es un gran remero de área. A veces tenemos que aprender más sobre nuestras cualidades, como en la segunda parte. Ofrecemos diferentes características”.

Joselu también pudo lanzar el penalti fallado por Modric con el 0-0 en el marcador. Es uno de los principales lanzadores. Al principio, incluido, Ancelotti le citó como el primero de la lista. En Berlín, la croata se lo comió y lo acompañó con las tartas de Frederik Ronnow. Hay un caso en Madrid con las penas máximas. Cuarta que lanza desde la pretemporada y cuarta que lanza con cuatro tiradores diferentes. Vinicius no se asentó pronto ante el Barcelona; Rodrygo, en Vigo; el propio Joselu, ante Osasuna en casa; y este martes, los Balcanes en Berlín.

“Buscar una razón es complicado”, indicó Carletto. «Luca [Modric] Suele ser genial y márcalo. La pasó dos veces que no tiene método [el otro fue ante la pasada campaña en el Mundial de Clubes frente al Al Ahly]. Ensayar [los penaltis] No es tan simple, porque es un problema ambiental. Durante los entrenamientos lo estuvimos probando con Bellingham, Rodrygo, Vinicius, Joselu… ¿Qué te digo? Ojalá pueda cambiar”, comentó el técnico reggiolo, que era de Alemania con el récord de victorias de un técnico madridista en Copa de Europa: 42 de 56 partidos, uno más que Miguel Muñoz en 71 encuentros. El porcentaje de triunfos del italiano se eleva al 75%. En esta Liga, el conjunto blanco completará la plantilla completa, bajando una vez más el formato de la Liga de Campeones.

Durante la excursión a Berlín, el técnico ya no estuvo a la altura de los descansos selectivos. Europa no es un lugar de rotaciones masivas en el Madrid ni está atado a la última jornada con el líder asegurado ante el nuevo Unión de Berlín y con varios jugadores cargados de minutos para la larga parte de bajas. No tan. Ancelotti miró las piezas, pero con mesura. De sus hijos, sólo Kroos, Rüdiger y Mendy hicieron cola en la sala de salida. Al final, el medio alemán se oxigenó en Valverde y, después, el central alemán respiró en Alaba. Para Bellingham, no hay embargo ni respiro. Estuve toda la tarde y en el 89 abrí una luz en el bosque para que Ceballos se encontrara con el tercero. “No volverá a pasar nada”, aseguró el técnico.

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.