sábado, mayo 18

Agujero de 27 millones y más dinero entre los Del Nido en la directiva del Sevilla | Fútbol | Deportado

“Usted no es capaz de asumir esta carga. Es un presidente ilegítimo». Era la primera vez que José María del Nido padre le decía que él, actual presidente del Sevilla, formaba parte de la Junta Extraordinaria de Accionistas del club. Una nueva cita en la que se mostraban las diferencias irreconciliables entre Del Nido hijo y Del Nido padre. «No tengan miedo de respetar al presidente, señor Del Nido Benavente», indicó el máximo dirigente sevillista, que presidió por primera vez en diciembre el consejo de José Castro, actual vicepresidente. La junta también ha revelado una importante ayuda económica esta temporada: la eliminación de las competiciones europeas y la ficha de Quique Sánchez Flores tras las destituciones de José Luis Mendilibar y Diego Alonso recibieron una suma de dinero de 27 millones de euros. «Víctor Orta, realmente, podría contrarrestar a algún futbolista que juegue al fútbol», miró Del Nido, padre del actual director deportivo. El Sevilla también está inmerso en una situación deportiva delicada. Ocupa el puesto 16, a sólo seis puntos del ranking.

El equipo siguió el desarrollo de cada uno de los 11 puntos de la jornada de un encuentro tenso, analizando también el crédito de 108 millones de euros que el Sevilla se vio obligado a pedir dada su delicada situación económica. Una operación que se produjo por parte de los actuales rectores de Sevilla y el padre Del Nido, alcalde de acción de la entidad y procurador del Consejo Extraordinario, dijo de esta forma: “Es pan para hoy y hambre para mañana. Lo que me hace olvidarme del aprendizaje es que tengo que pedir este consejo para acabar aprendiendo. Estoy dispuesto a pedir otra suma extraordinaria porque tenemos un préstamo bancario de 300 millones”.

El padre de Del Nido le llevó a intentar un asalto al poder en Sevilla durante cuatro años, pero su alcaldía no logró provocar la destitución de la presidencia del consistorio por la existencia de un pacto entre los máximos accionistas de la entidad. Tras este acuerdo de 2019, defendido por los tribunales y con vigencia hasta 2027, estas acciones máximas dividirán el poder. Ahora es la familia Del Nido la que ostenta la presidencia. Lo que no se contempla en la paz es la piel en el seno de la propia familia Del Nido entre padre e hijo. “No me llames antisevillista cuando llevas 30 años pagando el abono”, le dijo también Del Nido Benavente al presidente del Sevilla. En este consejo también conocieron los sueldos recibidos del presidente y vicepresidente de la entidad. 600.000 euros para el presidente y 450.000 para los dos vicepresidentes. El hijo del Nido acusó a su padre de tener un doble rasero y comunicó a la directiva que él mismo le pidió que le duplicara el sueldo cuando él era vicepresidente para darle un tercio del mismo, algo de lo que se quejó el actual máximo directivo del club.

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.