domingo, abril 14

Abierto de Australia 2024: Djokovic asciende, el resto empata | Tenis | Deportado

Novak Djokovic, nada más salir, puso una bolsa abierta para cerrar el juego y, en dirección a la silla, explotó: “¡Boooom! ¡Boooom!”. Proyecta los gritos hacia la fila de Melbourne, que insiste en el francés Adrian Mannarino porque la tunda -ya que hoy se ha producido el 6-0, 6-0 y 6-3 final- está siendo de aúpa. El rival se retracta con humor y comenta en su tribuna unas gafas con los dos roscos Eso se ha quedado, pero el serbio no termina de entenderlo. Nunca se deja de comprender que después de haber levantado tantos trofeos aquí y de haber creado cada vez más récords -incluso más que este domingo tan desaciable-, todo el público no vuelve a sentir lástima. «Realmente me gustaría perder este partido en el tercer set porque la tensión está aumentando en el estadio, y tuve que dejar de hacerlo en el medio y concentrarme en lo que tengo que hacer para cerrarlo», dice el número uno. , ya presente en cuartos de final y mejorado tras esta última activación. Después de los primeros días de éxito, jugó contra Tomás Martín Etcheverry y hoy está feliz: es Djokovic en estado puro.

“Los dos primeros sets son los mejores que he jugado en mucho tiempo, sí. Jugué brillante, desde la cartilla hasta el último punto. Adrián es un jugador muy poco ortodoxo, que utiliza muy bien los ángulos y tiene uno de los retornos más planos y consistentes del circuito. Estaba dispuesto a soportar algunas formas en las que los intercambios eran largos y corría por la pista como lo había hecho. Sabía muy bien en los momentos que necesitaban los primeros. Gran activación”, frase. En paralelo, la historia dice que han pasado 12 años desde que se realiza un partido similar y que el marcador ya es parte de los más abultados de su carrera; sólo cedió tres juegos, sólo uno más de los concedidos a Nicolás Massú (Australia 2007), Carlos Berlocq (US Open 2011), Paolo Lorenzi (Australia 2012), Nicolás Mahut (Australia 2012) y otras veces Lorenzi (US Open 2012). ). Si tienes el impulso del torneo y el serbio despliega las alas y los bates. Él dispersó a la bestia, dice el gran Rod Laver.

«Así te prepararías para la final», comentó un día antes la leyenda que de noviembre a Central, el hombre que logró 11 grandes y que logró algo único e imborrable es ahora: repetir hit de Grand Slam, ganar los cuatro. importante en el mismo año que yo. Sólo él (1962 y 1969) lo hizo. Una vez lo vieron Don Budge (1938), Maureen Connolly (1953), Margaret Court (1970) y Steffi Graf (1988). El de Belgrado, sin embargo, quedó cuatro veces con miel en los labios, a solo un diente de completarlo. En cualquier caso, párrafo El cohete Laver, 85 años, no hay discusión posible. “Saca bien, tus objetivos detrás de ellos son inmejorables. Entonces creo eso, a menos que alguien juegue su mejor tenis para destruirlo, puede obligarse a poner sus iniciales en el trofeo”, afirmó durante el encuentro con los periodistas locales; “Para competir es un gran deportista, pero su mente está totalmente centrada en el tenis. Así es si se trata de una gran campaña».

Rod Laver se junta con los mediocres australianos en Melbourne Park.LUKAS COCH (EFE)

Djokovic lleva tres años allí –citado el martes con el estadoundense Taylor Fritz, interpretado por Stefanos Tsitsipas– no reveló su repertorio en la sesión diurna del torneo. Dice que no es ningún secreto que prefiere las horas tardías, pero que hoy «no ha estado mal». Una hora y veinte minutos retrasaron a Mannarino en jugar el primer partido, 32 triunfos ocurridos en Australia. En busca de su último título y su 25º Grand Slam, superando el récord histórico de Court, el reinado del circuito le parecerá satisfactorio. Después de un comienzo de semana ajetreado, trabajo bien y tengo otros dos registros que considerar. No los dejes en el libro. Figura 14° vez en los cuartos de final del torneo y 58° en un major, luego compite con Rafael Nadal en el primer caso, y con Roger Federer en el segundo.

«Siempre trato de ser eficiente y llegar al juego lo más rápido posible, en sets sucesivos, pero no siempre es posible», se refiere al incidente de Dino Prizmic y Alexi Popyrin, antes de que se juntaran y de todos los momentos delicados. “Siguen el torneo de rivales que son más difíciles y tienen mayor nivel. Entonces, en los partidos a cinco, nunca se sabe lo que sucederá. Pero no me culpo por eso, me gustó la cría y los últimos días han sido realmente buenos en general. Todos van en la dirección positiva, así que estoy encantado», concluye. Djokovic está subiendo, el mismo tiemblan.

PECADOR VUELA, ANDREEVA SE DISPIDE

CA | Melbourne

Jannik Sinner sigue avanzando a buen ritmo en el torneo. El italiano, de 22 años y aspirante ya al triunfo final, sin haber cedido todavía ningún set, venció por 6-4, 7-5 y 6-3 a Karen Khachanov y se metió en cuartos de final, colocándose en igualdad de condiciones. la temporada navideña. Se enfrentará el martes a Andrey Rublev, superior al local Alex de Miñaur (6-4, 6-7(7), 6-7(7), 6-3 y 6-0. Con la eliminación de este último, Australia ya no tiene representantes en las cuatro esquinas.

En la competición femenina, Coco Gauff vence a Magdalena Frech por 6-1 y 6-2 y se enfrentará a Marta Kostyuk. La ucraniana, que jugó seis años, cuando sólo tenía 15 años y ganó dos parciales, recortó distancias (6-2 y 6-1) a la rusa Maria Timofeeva, de 20 años. También despreció a la joven Mirra Andreeva, de 16 años, que fue superada por la experimentadora Barbora Krejcikova (4-6, 6-3 y 6-2). La checa afronta con ilusión el duelo con la defensa del título, la bielorrusa Aryna Sabalenka (6-3 y 6-2 a Amanda Anisimova).

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.